fbpx

Por: Celeste Toricez,  Licenciada en Turismo. Consultora de turismo para el desarrollo de destinos turísticos. Becaria del programa de idioma chino del Instituto Confucio en Universidad de Jilin, China

En este artículo hacemos una breve sinopsis de la historia del turismo chino y como este ha evolucionado desde la fundación de la República Popular China hasta convertirse en el mayor emisor de turismo en el mundo y el que mayor gasto aporta a la industria.

Para que una población pueda realizar turismo deben darse un número de factores que favorezcan y den las condiciones que lo hagan posible.

Se pueden mencionar el nivel de ingresos, la situación laboral, la disponibilidad de tiempo libre y vacaciones pagas, la libertad de circular libremente hacia los destinos, la posibilidad de obtener pasaportes y visados, la voluntad en si misma de viajar por motivos de ocio, entre otras.

De no ser favorables, se convierten en condicionantes que limitan el desarrollo de la actividad. Todos estos factores están sujetos a los diferentes sucesos históricos, políticas y contextos en los que se está situado.

Es por ello que el desarrollo del turismo en China tiene sus particularidades, diferenciándose de la evolución del turismo en los países occidentales.

Turismo en China: Período 1949-1978

El período que va desde el nacimiento de la República Popular, en el año 1949, hasta la asunción de Deng Xiao-ping en 1978 se caracteriza por la casi inexistencia de actividad turística. La población, mayormente rural llevaba un estilo de vida frugal, en donde el ocio y el turismo resultaban impensados.

Dado el aislamiento internacional de China, muchos países prohibían a sus ciudadanos visitar el país asiático, mientras que China por su parte también les restringía el ingreso.

Con respecto al turismo emisor, estaba limitado sólo para diplomáticos y oficiales del gobierno, quienes realizaban viajes con fines propagandísticos para favorecer la amistad y el entendimiento con otras naciones.

De esta manera, mientras que en occidente ocurría el proceso de turismo de masas, en China las condiciones eran desfavorables para el desarrollo tanto del turismo interno, como el receptivo y emisivo.

Historia turismo chino_inicios

Apertura del turismo chino: Período 1978-2000

A partir del proceso de descentralización del poder y la búsqueda de una economía más abierta hacia los mercados, lograron un rápido crecimiento económico.

Se facilitó el desarrollo de las economías del tercer sector, que fueron impulsadas también por decisión gubernamental. Así, el turismo obtuvo un rol primordial en el desarrollo de China, especialmente a partir de 1986 cuando se declaró oficialmente que sería incluida una política turística en la planificación nacional.

La percepción del turismo como actividad económica se modificó drásticamente con respecto al período anterior, especialmente al percibir su potencial como generador de divisas extranjeras. De esta manera, se priorizó y promovió desde un comienzo el turismo receptivo.

Con respecto al turismo interno, hacia la década de los ‘90 se expandió rápidamente. El turismo doméstico se vio fuertemente impulsado con iniciativas como el establecimiento en 1995 de la semana laboral de cinco días, y en el año 1999 la incorporación de las llamadas “semanas doradas”, feriados nacionales de una semana de duración cada uno.

Estas semanas de feriados nacionales, que originalmente eran tres, coincidían la primera con el festival de primavera o año nuevo chino, que suele ser entre enero y febrero; la segunda, a partir del día del trabajador, el primero de mayo; y, la tercera que coincide con el primero de octubre, fecha, en la que se conmemora la fundación de la República Popular China en 1949.

Historia del turismo chino emisor: Approved Destinations Status

Con respecto al turismo emisor, es a partir de la década del ’80, cuando comienzan a percibirse los primeros indicios de apertura a destinos internacionales cuando se permitió que los ciudadanos de China continental viajaran en grupo a Hong Kong en 1983 y a Macao en 1984.

En el año 1997 se establece la política “Approved Destination Status (ADS)”, “Estado de destino aprobado (DTA)”, con su traducción al español.

Este es un mecanismo que se basa en acuerdos multilaterales en los que el gobierno chino y el gobierno del país receptor permiten a los turistas chinos viajar por ocio, como parte de un grupo y con un visado especial.

De esta manera, se permite el crecimiento del número de viajeros al exterior, manteniendo siempre controlados el número de turistas que sale de China continental y los destinos a los que estos se dirigen. Por lo tanto, para que un país determinado pueda recibir turistas chinos es obligatorio que posea el reconocimiento ADS.

No es hasta el comienzo del siglo XXI que empieza gradualmente a flexibilizarse las salidas al exterior y que se acepta oficialmente su desarrollo.

Desde el año 2002 el crecimiento de la autorización creció rápidamente, pasando de 16 en ese año a 61 destinos reconocidos a finales de 2004, y alcanzando los 125 destinos en 2017, quedando autorizados ya la mayoría de los destinos turísticos de importancia a nivel mundial.

Historia reciente del turismo chino: Período del 2000 hasta la actualidad

Es a partir del cambio de milenio que podemos ver el desarrollo del turismo emisivo en China, que hasta la fecha sólo se ha visto frenado por los efectos del Covid-19.

Se reconocen dos causas fundamentales que cimientan las condiciones de este proceso más allá del aumento del PBI nacional, la primera es el reconocimiento de las vacaciones pagadas para los ciudadanos chinos y la segunda es la decisión de China en permitir que sus ciudadanos se desplacen a otros países con fines turísticos, manifestándose en la ya mencionada política DTA.

Períodos festivos para el turismo chino

En el año 2008 se modificaron las “semanas doradas” debido a la sobrecarga de los destinos nacionales en estas fechas, por lo que se han redistribuido los días festivos en otros momentos del año.

De esta manera, hay actualmente diversas festividades oficiales en China, en las que los chinos pueden disfrutar de días festivos, siendo que algunas varían su fecha cada año ya que dependen del calendario lunar.

Quedan entonces en China dos fiestas nacionales de una semana de duración, “semanas doradas”, que son el año nuevo chino o Festival de primavera, en enero o febrero y la fiesta del Día Nacional, que es la primera semana de octubre. Y se suma el 1 de mayo, día del trabajador, suele constar de un período de 5 días festivos.

Además, se suman tres festividades de tres días, como el festival Qingming – día de barrer las tumbas – (abril), la fiesta de la Barca del Dragón (junio) y el Festival de la Luna en otoño (septiembre).

Finalmente, se celebran cuatro festividades más durante las cuales algunas personas tienen vacaciones de medio día: el Día de la Mujer, el Día de la Juventud, el Día del Niño y el Día de las Fuerzas Armadas.

Historia turismo chino turistas chinos

Historia del turismo chino: las vacaciones pagadas

Además de las festividades nacionales, en diciembre de 2007 se promulga la “Regulación de vacaciones anuales pagas para empleados” que entró en vigencia en enero de 2008.

Esta regulación establece el derecho de los empleados a las vacaciones pagas. Se garantiza que aquellos ciudadanos que hayan trabajado por un período continuo de un año o más tienen derecho a recibir vacaciones pagas, por el mismo valor que las horas laborales.

De esta manera, se establece que empleados que han acumulado de 1 a 10 años laborales tendrán cinco días de vacaciones al año, entre 10 y 20 años tendrán 10 días, y quienes hayan acumulado 20 años o más tendrán 15 días.

Estos días vacacionales son adicionales a los ya establecidos feriados nacionales.

Debido al crecimiento económico de China en general, y a estas dos causas en particular, los viajes al exterior resultan cada vez más accesibles para la población china.

En un comienzo solo viajaban las élites de las principales ciudades. Sin embargo, cada vez se encuentran más viajeros de clase media y de ciudades de segundo y tercer orden que pueden acceder a viajar al exterior.

Si bien el número de turistas aún representa un porcentaje pequeño de la enorme población china, alrededor del 10%, se estima que continuará aumentando rápidamente y que por su volumen modificará el desarrollo del turismo receptivo a nivel mundial.

Estadísticas del turismo chino emisor

Número de salidas: el mayor emisor de turismo en el mundo

El turismo emisivo chino ha crecido exponencialmente en las últimas dos décadas, presentando año tras año un enorme aumento en el número de turistas que viajan al exterior.

En el año 2000 el número de turistas alcanzaba apenas los 10 millones, menos del 1% de la población del país, para el año 2018 China registró 154 millones de salidas. En el año 2000, ocupaba el decimoséptimo lugar, en el año 2005 ya había escalado al sexto país y en el año 2010 era el cuarto país en número de salidas.

En el año 2012 se convirtió en el mayor emisor de turistas del mundo, sosteniendo su posición desde entonces y superando considerablemente al resto de los países.

Gasto por turismo: los turistas que contribuyen con mayor gasto en su actividad turística

El gasto en turismo creció acompañando el aumento del número de turistas. Pasó de los 14 billones de dólares en el año 2000 a los 257 billones de dólares al año 2017.

Durante la primera década del milenio ocupaba mayormente el octavo lugar dentro de los países con mayor gasto en turismo. Es a partir del año 2010 que se observa un crecimiento más acelerado, alcanzando en 2013 el primer lugar en gastos por turismo.

Desde ese año se mantiene como el país que más gasta en turismo, por encima de Alemania y Estados Unidos, quienes históricamente han ocupado ese puesto.